Meditación corta para superar una ruptura amorosa "tusa”

En esta meditación trabajarás tu habilidad de dejar ir. Fortalecerás el desapego y tu paz interior.

1.       Toma un momento para ubicarte en un lugar que encuentres paz.
Se consciente de tu cuerpo. Principalmente de tu respiración. Brevemente, observa que pasa contigo. ¿Cómo sientes tu cuerpo? ¿Qué emociones vienen a ti? ¿Qué pensamientos vienen a ti? Tan pronto seas consciente de que pasa contigo. Inhala, Exhala y deja ir todo.

2.       Pregúntate ¿Quién era yo antes de conocer a este ser amado? Permite que los pensamientos, emociones y sensaciones te inunden. Recuerda que actividades hacías, a quienes frecuentabas y como hablabas. Inhala y exhala esta información y déjala ir.

3.  Pregúntate ¿Quién era yo en la relación? Permite que los pensamientos, emociones y sensaciones te inunden. Recuerda que actividades hacías, a quienes frecuentabas y como hablabas. Inhala y exhala esta información y déjala ir.

4.   Pregúntate ¿Quién soy en este eterno presente? ¿Qué estoy aprendiendo? ¿Cómo me permite evolucionar esta ruptura? Permite que los pensamientos, emociones y sensaciones te inunden. 

 

5.   Ahora. Visualiza que tipo de pareja quieres ser en el futuro. Y en la medida en que visualizas esta nueva identidad, permite que las imágenes se vayan fundiendo en tu cuerpo, en tu cotidianidad.

6.      Ahora. Visualiza al ser amado que te acompañara. Visualiza la relación,  siente la alegría, amor y pasión junto a esta persona. 

 

7.   Ahora, comparte las bondades de esta práctica con alguien que está atravesando por una ruptura amorosa o esta triste por un ser amado, que necesite de la luz de tu nuevo entendimiento diciendo: Que encuentres paz y calma interior. Recuerda quien realmente eres. Se feliz.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0